Creación de una sección sindical para personas migrantes sin papeles en Marruecos

ACSUR-Las Segovias, en el marco del convenio de Derechos Humanos financiado por la AECID, apoyó la creación histórica en Marruecos y en el Magreb de una nueva sección sindical de inmigrantes sin papeles en el sindicato ODT (Organisation Démocratique du Travail) el pasado 29 de junio. La ODT, fundada en 2006 y actualmente presente en muchos de los grandes movimientos reivindicativos del país (Movimiento 20 de febrero, diplomados en paro, etc.), inauguró este primer congreso constitutivo del colectivo sindical de trabajadores inmigrantes en Marruecos bajo el lema: “Nosotros también tenemos derechos”.
En esta sección sindical estarán representadas las trabajadoras y los trabajadores del África subsahariana, de todas las nacionalidades de países árabes y asiáticos. Esta iniciativa pretende romper el silencio sobre las condiciones infrahumanas y de explotación que sufren los trabajadores migrantes subsaharianos y de otras nacionalidades. Este colectivo acogerá a personas migrantes tanto sin papeles como con papeles. Todas y todos los migrantes expresaron su voluntad de salir de la clandestinidad y de las redes de esclavitud moderna en las obras, talleres, oficinas, fábricas, en el campo etc También expresaron su confianza en los actores de la sociedad civil y en particular a las asociaciones de derechos humanos, asociaciones des marroquíes en el mundo y a los sindicatos por acompañarles en todos los avances legítimos hacia una vida mas digna en Marruecos. Se reiteró la idea de poner el nombre a una plaza en Rabat de Ngoma NVUMBI, subsahariano accidentado en una obra donde se le negó el ir a urgencias, abandonado por su jefe en la habitación de una casa compartida donde murió sólo y desangrado.
Marcel Amiyeto, de origen congoleño y miembro del colectivo y del consejo de comunidades subsaharianas, inició la idea de la creación de un sindicato para las personas inmigrantes. Marcel se reunió con todos los sindicatos establecidos en Marruecos y encontró apoyo en la ODT que cambió sus estatutos para poder integrar una organización sindical de inmigrantes basándose en el Dahir n° 1-93-317 ( 2 de agosto 2011 ) que trata la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todas las personas trabajadoras migrantes y de los miembros de sus familias, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1990 y ratificado por Marruecos en 2003. A pesar de ello, las personas migrantes están altamente explotadas, trabajan más de 10 horas cobran salarios irrisorios (de 1 ó 2 euros al día) y cuando son víctimas de accidentes, son abandonados por sus jefes.
Mas allá de romper el silencio, lo que se pretende es acordar un reconocimiento legal a las personas trabajadoras extranjeras subsaharianas y de otras nacionalidades así como su protección.
Tras el congreso, al que asistieron más de 200 personas de las cuales 160 eran migrantes, se eligió a Marcel Amiyato como secretario general de la nueva comisión. Las principales reivindicaciones son:
- una moratoria en las expulsiones colectivas e individuales y en el control policial indiscriminado.
- la puesta en marcha de una campaña de sensibilización hacia una regularización administrativa de los y las emigrantes priorizando en el inmediato las necesidades en materia de derechos fundamentales: acceso a la salud, la escolaridad y a la dignidad social.
 Marcel  AMIYETO
Publicités